lunes, mayo 15, 2006

Domingo Ajetreado..:)

Ayer, domingo 15 de mayo me levanté a las 12.30 de la mañana, tras haber dormido unas horillas, y con una resaca considerable fruto de haber celebrado como Dios (o lo que sea) manda mi cumpleaños, esperando odiar con todas mis fuerzas el domingo, y pasarme la tarde estudiando, (eso debería haberlo hecho). El tema es que descubrí que había motos, que no lo sabía, pero no sólo eso, Pedrosa iba primero! Y el domingo empezaba a pintar mejor... Dani gana, y vaya alegría, sobre todo por él, porque se lo merecía y mucho. Después, mi adorada Fórmula Uno, con un Alonso dominando de principio a fin en un GP emotivo por estar teñido entero de azul, y de gente deseando que pasase lo que ocurrió. Llegado este momento decidí irme a estudiar, pero mi padre, en mala hora, puso el partido de Nadal contra Federer (nº 1) y aunque no soy aficionada al tenis, me enganché (y quién no?), 5 horas de partido, aunque yo lo pillé cuando llevaban dos, y vaya partidazo, que manera de aguantar la presión y de ganar su 53º partido en el último suspiro, brindando a todos los espectadores un partidazo que nos tuvo en tensión esas 5 horas. Me enamoró, no literalmente hablando.
Al final, de estudiar nada, pero pasé un día de resaca fantástico. Y aquí dejo un artículo, que describe el día de ayer bastante mejor de lo que yo lo hago. Y vaya que si emocionan.
Nadal, Pedrosa y Alonso emocionan.

Santi Nolla
15/05/06 03:00 h.
Rafa Nadal, 19 años, venció a Roger Federer en la final de Roma, en uno de los mejores y más emotivos partidos de tenis de los últimos tiempos, e igualó el récord de victorias consecutivas en tierra batida de Guillermo Vilas (53). Dani Pedrosa, 20 años, logró su primer trunfo en MotoGP, en China, en su cuarta carrera en la máxima categoría de las motos, siendo el piloto español más joven en conseguirlo. Fernando Alonso, 24 años, hizo vibrar a los 131.200 espectadores que llenaron el circuito de Montmeló, al imponerse a Michael Schumacher con la autoridad que dan 18,5 segundos de ventaja.
No se puede valorar más un triunfo que otro, porque los tres son de oro. Nadal llegó a superar dos 'match ball' de Federer. Pedrosa remontó desde la quinta posición y Alonso no dio ninguna opción a un Schumacher que llegó como favorito y se fue segundo.
Los tres son insultantemente jóvenes y triunfan en grandes deportes. El tenis bate récords en horas de televisión emitidas; las motos encienden pasiones en todos los continentes y la Fórmula Uno es el deporte en el que se aplica mayor inversión y tecnología.
Los tres fantásticos tienen una cosa en común: son ganadores. A Nadal le llamaron en Roma: "Guerrero del tenis", antes de darle el trofeo. Pedrosa no quiere que esta sea una temporada de transición, lo que sería lógico, y lucha contra la leyenda de Rossi, siete veces campeón del mundo, que lo ve desde un sexto puesto en el Mundial. Alonso tiene siempre presente lo que le ha costado llegar y sigue siendo intratable con Renault aunque ya tenga otro equipo (McLaren) para el año que viene.
Los tres han sufrido y trabajado mucho para llegar donde están pero, sobre todo, y eso es mucho más meritorio, siguen trabajando al límite cada fin de semana. Eso es hoy el deporte y eso es lo que es capaz de emocionarnos y movilizarnos.
Y en fútbol, el deporte más popular del mundo, pasado mañana en París, el FC Barcelona luchará para ser el campeón de Europa en la competición más prestigiosa, ante un Arsenal que quiere ser el primer equipo de Londres en conquistarla. El Barça tiene al mejor jugador del mundo, Ronaldinho, que liderará a Brasil en el Mundial que se jugará en Alemania a partir del 9 de junio.

Nadie puede dar más.

2 comentarios:

Frozen dijo...

Magnífico finde. El deporte español está que se sale (quitando por supuesto la selección de futbol que no es que nos quedemos en cuartos, casi siempre nos quedamos antes).

Ante todo quiero decir que tengo especial devoción por Pedrosa, es un genio, un magnifico profesional y no se mete en lios, no dice gilipolleces y siempre va con la humildad por delante. Ya podrían aprender muchos del mundo del motor.

Sigue escribiendo gemelilla.

Irez dijo...

Yo el triplete no lo vi, pero mi madre se enganchó a la carrera, y al tenis. La carrera no la vi, pues dijeron que habia dominado la carrera durante toda ella. Asi que pasé de largo. Despues vino el partido de tenis, y mi madre se pusto histerica. No lo podia ver, no podia ver perder a Nadal. Pero no lo tuvo que ver, porque mi padre le grito por toda la casa que habia ganado, y que vaya punto de partido.

Esos son los partidos que me molan, los que sufres, y ves que con esfuerzo se consiguen las cosas.

Me he colado en tu post, y me colaré más;)